Just another WordPress.com weblog

Archivo para la Categoría "Bibliografía"

Scott Fitzgerald

f_scott_fitzgerald_5

Scott Fitzgerald.
Su primer novela “A este lado del paraíso” se publicó en 1920 y se convirtió en uno de los superventas de ese año, presentando ante la sociedad literaria a unos curiosos personajes que compartían ciertas características de comportamiento social tan distinguibles, que quedaron enmarcadas bajo el concepto de flappers.

Las flappers eran mujeres desinhibidas que bebían licores fuertes, fumaban, usaban faldas cortas y que con sus conductas desafiaban la moral y a lo socialmente correcto.
En “Hermosos y malditos” (1922), un clásico de la literatura contemporánea, Fitzgerald describe como nadie el esplendor y la caída de una sociedad hedonista y libertina. Gente bonita y millonaria, que se desmorona en la magnífica decadencias de los felices años veinte en Norteamérica.

“El Gran Gatsby” (1925), considerada una de las mejores novelas estadunidense de la historia y considerada el símbolo de la era del jazz . La cuál no era mas que escuchar música acompañada de alcohol hasta perder el sentido. El Gran Gatsby es una trágica historia de amor, en donde un magnate llamado Jay Gatsby acumula dinero y lo gasta ostentosamente en fiestas y lujos, sólo con el fin de reconquistar a su único amor.
La novela ha sido adaptada varias veces para el cine. La primera con una versión silente en 1926. La segunda en los años 40. La tercera en 1974 con Robert Redford y Mia Farrow, . En el 2000 con Mira Sorvino para la televisión. Todas con una despiadada crítica y con un fracaso absoluto en la taquilla.

“Suave es la noche” (1934) fue publicada por primera vez en la Scribner’s Magazine en cuatro entregas. La historia del ascenso y caída de Dick Diver, un joven y prometedor psicoanalista, y su mujer, Nicole, quien al mismo tiempo era una de sus pacientes. La crítica opina que es la mejor novela de Fitzgerald.
“El último Magnate” publicado póstumamemente, (1942), también sirvió de base para una película desigual, testamento cinematográfico de Elia Kazan, producida en 1976.
En 1921 se publicó el cuento “El curioso caso de Benjamin Button”, conocido en la actualidad por la adaptación cinematográfica realizada en 2008.

Fitzgerald perteneció a la llamada Generación perdida , expresión que fue popularizada por Ernest Hemingway , nombre que recibió un grupo de escritores estadounidenses que vivieron en París a finales de la primera guerra mundial.

Zelda mujer de Fitzgerald con quien tuvo una hija, estuvo hospitalizada por esquizofrenia y murió trágicamente en el incendio de la clínica.
Scott Fitzgerald murió alcoholizado frente a su máquina de escribir.
Su cuerpo fue trasladado para ser enterrado en Saint Mary junto a su familia paterna, pero a causa de la condición de no practicante de Fitzgerald, fue enterrado en el cementerio civil en Rockville Maryland.
Amante del lujo, Scott Fitzgerald yace en un pequeño cementerio rodeado por centros comerciales. El jazz del escritor es ahora solo el ruido de un cruce de autopistas.

Aunque exitoso en sus obras Fitzgerald fue desdichado en su vida. Plasmó en sus novelas su paso por el mundo, dentro de una sociedad a la que odiaba por frívola, decadente y materialista, pero con la cual nunca pudo romper del todo y de la que ansiaba seguir formando parte.
Un escritor que no fue valorado en su tiempo y que en sus últimos años trató de sobrevivir en el mundo de Hollywood, vendiendo su talento por un sueldo y que en el colmo de su desgracia, este talento nunca fue lo suficientemente valorado.
Curiosamente todas las adaptaciones de sus grandes novelas para el cine fueron un fracaso. Incluso, a juzgar por los comentarios en la prensa de los países en los que esta última versión se ha visto, podemos atrevernos a decir que con todo y su despliegue fastuoso, este “Gran Gatsby” no es tan grande.
Pero no nos adelantemos y quedemos emplazados para hablar de esta cinta en una próxima entrega.

Anuncios